Con amor para los que saben querer

0
125

  La sonrisa de un niño es un obsequio de amor.Inspirados en esta frase los trabajadores de la Sucursal Territorial Mayabeque Artemisa de Artex llegaron hasta la Casa de niños sin amparo familiar de San José de las Lajas como muestra de afecto y alegría.

Jarras cerámicas de la Colección Arte en casa, refrescos y artículos escolares formaron parte de los regalos a los siete pequeños que viven en el confortable hogar de la capital mayabequense. Motivarlos para el estudio y propiciarles entretenimiento en este periodo de aislamiento social fue el principal objetivo precisó Mailina Izquierdo Lahera, especialista de marketing de la Sucursal.

Izquierdo Lahera dijo además que atender a los niños de la comunidad es un compromiso de Artex y la realización de esta iniciativa en tiempo de pandemia se torna más necesaria para alegrar los corazones de quienes en esta casa tiene un refugio y una segunda oportunidad.

Durante la visita dialogaron con los niños, recorrieron la instalación y  conocieron los proyectos constructivos del local para mejorar el confort y las condiciones de los infantes y de ese colectivo que al engendrar amor suple las carencias afectivas.

La Máster en Ciencias de la Educación Especial Ana Belkis Barbán Carillo, directora hace 21 años de la Casa de niños sin amparo familiar de Mayabeque afirmó estar satisfecha con el apoyo del colectivo de la Sucursal Territorial que de manera reiterada da muestras de solidaridad con sus hijos adoptivos, cuyas edades están comprendidas entre los 7 y los 16 años.

La Casa de niños sin amparo familiar pertenece a la Dirección Provincial de Educación y es un centro regido por el Decreto Ley 76 para la acogida de niños y jóvenes hasta 18 años, cuyas familias no pueden asumir la custodia.

 

 

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre