Celia, historia y esperanza

0
268
Celia-Sanchez-foto-juventud-rebelde
Celia-Sanchez-foto-juventud-rebelde

Celia, así de sencillo, cuando alguien la mencionaba, no era necesario decir apellidos, se sabía que era ella, la mujer que hizo historia en la Sierra y en el llano, corajuda y tierna, tenaz y sensible, leal y consagrada.
Quienes la conocieron la recuerdan vital, optimista y enérgica. A ella les une lazos indestructibles, de esos que el tiempo afianza, porque obran hechos inscritos con amor, sinceridad y mucho humanismo.
Las generaciones que llegaron después de su desaparición física, la conocen a través de la historia. Saben que fue amante de la naturaleza, que hay sitios como el Parque Lenin que llevan en sí sus desvelos.
Cuentan que fumaba y se acompañaba de esa taza de café que le resultaba imprescindible, era jaranera y muy servicial. Tras el triunfo de la Revolución resolvió infinidad de problemas a personas de diferentes lugares del país, tanto caló en su pueblo, que muchos cuando no encontraban solución a sus inquietudes, sentenciaban: Voy a escribirle a Celia.
Este día que recuerda su centenario, Celia se hace presente en cada mujer que defiende la esperanza, y especialmente en las que libran la batalla contra la pandemia que azota hoy a la humanidad.
Los que le conocieron se aferran a su recuerdo, a esa sonrisa que hasta el último de sus días desafió la muerte. Los que llegaron después, tienen el reto de acercarse a su obra y conocerla. Ella no se adjudicó la quietud, su ejemplo es inspiración. El mejor homenaje a Celia Sánchez Manduley está en cada victoria. Ella es historia y esperanza.

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre