Canto de multitudes

0
169

La música es esa mezcla de sonidos, melodías y letras para transmitir mensajes y provocar sentimientos. Es esa inspiración que motiva a las personas, las acerca y traslada en el tiempo hacia lugares y épocas.
En la historia de Cuba muchos cantos encausaron a la lucha y amenizaron los triunfos de los combatientes revolucionarios. El Himno del 26 de julio es una de esas canciones de rebeldía con lugar especial para quienes a lo largo de los años entonan y tararean su contenido en momentos patrióticos.
Hace 67 años el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro encomendó la creación de esta melodía al aficionado a la música Agustín Díaz Cartaya con la intención de marchar hacia ese ideal que defendemos hoy, y de acompañar un 26 de julio de 1953 a los asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.
La marcha se ensayaba en la casa de Hugo Camejo, en Marianao, para lograr su corrección y motivar a 165 jóvenes a la lucha contra el tirano Fulgencio Batista, hecho que cinco años, cinco meses y cinco días después terminó con el triunfo revolucionario el 1 de enero de 1959.
Díaz Cartaya con sorpresa y orgullo obtuvo la aceptación en el Movimiento y se convirtió en el autor del Himno del 26 de Julio, nombre final de esta Marcha de la Libertad que rompió fronteras y alcanzó carácter universal.
Luego de los sucesos, el Comandante Fidel Castro pidió a Díaz Cartaya la corrección de una estrofa para incluir en la letra el sacrificio de los mártires y la sangre derramada.
En la cárcel de Boniato se tarareaba la pieza modificada. “La sangre que en Oriente se derramó nosotros no debemos olvidar por eso unidos hemos de estar recordando a aquellos que muertos están”.
Carlos Faxas musicalizó años más tarde este canto de rebeldía en la emisora Radio Cadena Habana. Una melodía que acompañó a los cubanos en todas las acciones de lucha.
Traducido a varios idiomas, entre ellos, ruso, inglés, francés, chino y alemán, el Himno del 26 de julio se convirtió después del triunfo revolucionario en canto de multitudes a nivel nacional e internacional.

Dejar respuesta

Comentario
Nombre