Ante lo adverso, el amor y el humanismo (II parte)

0
157

“Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad.”

José Martí

En este tiempo, marcado por la voracidad de la Covid-19 habitan historias que iluminan las jornadas oscurecidas por  ese virus que hostiga el planeta y este siglo.

En San José de las lajas, la Universidad Agraria de La Habana, inscribe a diario páginas que ya son memorables. Revelan compromiso y responsabilidad, amor y humanismo.

La casa de altos estudios, devenida también Centro de Aislamiento, sabe de entrega, compromiso, sensibilidad y de razones para estar y hacer, más que decir.

Cuando el amor habita, lo difícil no deja de serlo, pero energías y voluntad se abrazan para hacer más nítido el camino.

Hasta allí llegaron como de costumbre Milagros Soca, (Profesora en Universidad Agraria de La Habana) y Alexis Torres, (Profesor Investigador en Universidad Agraria de La Habana). A su centro de trabajo acuden con la máxima de aportar, de contribuir a la formación de los educandos que allí estudian.

El mes de mayo de 2021, la Universidad los recibió con una misión diferente. Llegaron junto a otros compañeros y estudiantes como parte del personal de apoyo al centro de Aislamiento.

Es que lo adverso lleva en sí mismo la huella de quienes desafían el peligro,  de los que asaltan los amaneceres calzados de esperanza y optimismo para que se haga la luz. Son esas razones que alimenta el amor en ese empeño de devolver sonrisas, de salvar  vidas.

El deber cumplido ennoblece. Se hace más firme el andar, cuando se ha tintado este tiempo con humanismo y pasión.

 

5/5 - (1 voto)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre