yaimafuentes@cmbw.icrt.cu 

La Meteorología es una ciencia interdisciplinaria, rama de la Física de la atmósfera, que estudia el estado del tiempo, el medio atmosférico, los fenómenos allí producidos y las leyes que lo rigen.

Desde la antigüedad se tiene constancia de la observación de los cambios en el clima, asociados al movimiento de los astros, las estaciones del año y los fenómenos atmosféricos.

En Cuba, el paso de los ciclones es tan antiguo que según cuentan los colonizadores, los aborígenes conocían bien la diferencia entre Frente Frío, Tornado, Huracán y otros fenómenos climáticos.                                           

Por su ubicación geográfica y otras condiciones naturales, nuestra isla es constantemente asediada por eventos meteorológicos, en muchos casos de gran magnitud, que ocasionan daños considerables mayormente a los medios materiales, pues el Estado se encarga de proteger a estos y en primer lugar la vida de las personas.                                                         

El Instituto de Meteorología, con su información actualizada de lo que ocurre y sucederá  en próximas horas, desempeña un papel fundamental, a lo que se le añade el protagonismo de la Defensa Civil y las medidas dictadas por esta que se adoptan en nuestro país.                                               

En el caso específico de San José de las Lajas, cuenta con una Estación Meteorológica situada en el Consejo Popular de Tapaste, encargada de ofrecer el pronóstico del tiempo y las condiciones del clima en áreas próximas a donde se encuentra ubicada.                           

Así, los lajeros recibimos  información minuciosa, tanto en invierno como en verano, sobre las temperaturas, los vientos, las lluvias y el mar en el caso de los municipios próximos a las costas.               

El valioso trabajo que se realiza en esta instalación lo percibimos, cuando de sus expertos proviene el reporte de la temperatura más fría del país durante una madrugada y nos sentimos aludidos, por solo citar uno de los casos.

Todos conocemos que del primero de junio al 30 de noviembre se decreta en Cuba la Temporada Ciclónica. En caso de ser asediados por algún evento meteorológico, ellos brindan información las condiciones del tiempo en las
localidades de la provincia.                                  

Estar siempre a la expectativa de cualquier cambio climático es la razón de ser de esta estación meteorológica, de ello depende la toma de medidas para proteger a las personas y los bienes de la economía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *