Vamos a buen paso, pero la Covid-19 todavía es un peligro

0
233
Coronavirus-Cuba-imagen-tomada-de-prensa-latina
Coronavirus-Cuba-imagen-tomada-de-prensa-latina

Los resultados estadísticos de Cuba sobre la Covid-19 son alentadores. En las cifras que diariamente se informan en Conferencia de Prensa, decrece significativamente el número de casos contagiados, aspecto que corrobora el buen camino que transita el país, aunque el nuevo coronavirus sigue siendo un peligro.

La Covid-19 ha marcado nuestras vidas y de hecho sabemos que en lo sucesivo quedan medidas imprescindibles para enfrentar ese virus silencioso y letal, agresivo y para el cual aún no existe vacuna que le ponga freno, solo las medidas sanitarias, el autocuidado, la responsabilidad y la disciplina resultan las mejores herramientas para este combate.

Aunque se ha dicho una y otra vez, como dice mi vecina, “no queda de otra que repetirlo las veces que sea necesario y la necesidad se pinta de constancia” : hay que mantener un estricto cumplimiento de las medidas para contener la enfermedad y avanzar gradualmente por las diferentes fases previstas en la primera etapa de recuperación de la covid-19.

Que añoramos la normalidad es cierto, pero la normalidad será de otro modo, en la que serán medibles también la capacidad de cada quien para seguir adelante, y en ello va la responsabilidad individual, elemental para la protección de nuestras vidas.

La Covid-19 demuestra ante todo la fortaleza del sistema de salud cubano, la capacidad del país, (bloqueado y constantemente blanco de las medidas más asfixiantes promovidas por el gobierno estadounidense) para enfrentar una eventualidad de la magnitud de esta pandemia, pero también a ojos vista muestra que la indisciplina habita y muchas veces la irresponsabilidad le acompaña.

Es insultante como a diario trascienden hechos delictivos en los que es evidente el desenfreno de algunos por lucrar a toda costa  y en momentos que consideran afortunados para alzar los precios. Y una se pregunta, ¿Pero siguen?¿Dónde está la sensibilidad de quienes trafican y aprovechan la necesidad de otros? Qué vergüenza en medio de un panorama que nuestra a los más osados defensores de la vida, esos que están en primera línea de combate contra la Covid-19.

Esta pandemia que ha enlutado al mundo, que a diario ha mostrado el peor rostro para los que no cuentan con un sistema de salud que garantice y priorice la vida del ser humano, nos deja lecciones que debemos aprender y no dejarlas solo en el decir.

La responsabilidad es un valor que tiene altísimo significado. Interiorizarla implica que seamos estrictos guardianes de la salud propia y de la de nuestros semejantes. El riguroso cumplimiento de las medidas sanitarias que deben seguir acompañándonos propiciará la victoria a favor del bienestar de todos, de ahí que ser responsables, verdaderamente responsables, es elemental.

Tener bajo control la propagación de la Covid-19 permitirá avanzar. Lograremos ese control si todos asumimos la parte que nos corresponde. Cuba mantiene un buen paso, los resultados estadístico así lo corroboran, pero sigue siendo un peligro, su letalidad no ha cambiado y su transmisibilidad no ha variado.

El más universal de los cubanos, nuestro José Martí dijo: La higiene va siendo la verdadera medicina, y con un tanto de atención, cada cual puede ser un poco médico de sí mismo.Cuidémonos y cuidemos a los demás, la unidad se viste de largo en tiempos de Covid-19

pervínculos

Los resultados estadísticos de Cuba sobre la Covid-19

 

 

 

 

 

 

 

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre