Tributo a un mártir con música en el corazón

0
65

Los miembros de las 76 delegaciones de base de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) en San José de las Lajas colaboran con la educación patriótica de los estudiantes y para ello preparan por estos días la celebración de una importante efeméride. 

Guido Sánchez, representante de la esfera política de la ACRC en la provincia Mayabeque precisó que el próximo 11 de septiembre rendirán tributo al Comandante Juan Almeida Bosque en ocasión del séptimo aniversario de su desaparición física. 

En la jornada enfatizarán en la trayectoria revolucionaria del también fundador de la Asociación de Combatientes en Cuba. 

En la capital de Mayabeque se extenderá el homenaje a los seis consejos populares del territorio, en centros laborales y escuelas para rememorar al Comandante y artista del pueblo. 

En las actividades destacarán la intensa vida de Juan Almeida Bosque, quien fue miembro del Buró Político y Vicepresidente del Consejo de Estado. 

El querido Comandante recibió múltiples condecoraciones y órdenes nacionales e internacionales entre los que destaca el Título Honorífico de Héroe de la República de Cuba y la Orden Máximo Gómez de primer grado, otorgados el 27 de febrero de 1998, en ocasión del aniversario 40 de su ascenso a Comandante en la Sierra Maestra. 

Almeida Bosque integró el Buró Político del Comité Central del Partido desde su fundación en 1965, responsabilidad en que fue ratificado en todos sus Congresos. Resultó electo Diputado a la Asamblea Nacional y Vicepresidente del Consejo de Estado, desde la primera legislatura del Parlamento. 

Su legado va más allá de la lucha revolucionaria pues incursionó en el arte como escritor y como compositor musical. En su faceta de compositor y escritor realizó más de 300 canciones y una docena de libros. 

En su producción literaria, Almeida devela anécdotas de los primeros tiempos de la Revolución y resalta la figura de Fidel en su dimensión humana y política. 

 “Sierra Maestra” y “Por las faldas del Turquino”, ambas publicadas en 1989, vuelven sobre la importancia decisiva de aquella etapa para toda la historia posterior en Cuba. 

Escribió numerosos poemas y entresus canciones se destacan particularmente “La Lupe”, “Este camino largo”, “Mejor concluir”, “Vuelve pronto” y “Mejor diciembre”. 

Esa vocación por la música, anterior incluso a su incursión en las letras, llevó a Almeida a firmar varios discos, entre los que pueden citarse Elegía, donde están contemplados números musicales consagrados a la Patria y sus mártires, José Martí, Antonio Maceo e Ignacio Agramante; Evocación, dedicado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y Victoria de la Patria. 

Quedaron como preferidos sus temas “Dame un traguito” y “Déjala que baile sola”, entre otros, que lo acreditan como un importante compositor de música popular cubana.

La obra de Juan Almeida Bosque certifica su impronta en los corazones de la gente del pueblo y quedará para las futuras generaciones como un regalo a la sensibilidad y a la ternura.

 

Dejar respuesta

Comentario
Nombre