Por la paz

0
238

mgonzalez@enet.cu

Para que prevalezcan las sonrisas, para que a diario ondee a plenitud nuestra enseña nacional van los esfuerzos cotidianos de Cuba, sus hombres y mujeres, las ideas que a diario se juntan para hacer más firme el camino.

La fortaleza de la ruta emprendida hace más de medio siglo revela la voluntad de defender cada conquista, sueño de generaciones que nos precedieron, que legaron a la posteridad el anhelo de la soberanía, por la que muchos entregaron sus vidas.

Es cierto que no vivimos en una sociedad perfecta, que mucho queda por hacer y hacer mejor que hasta ahora, pero en ese camino va la aspiración de progreso, con esas pautas imprescindibles que son disciplina, austeridad, eficiencia y control.

Amanecer en la mayor de las Antillas, aún cuando el bloqueo impuesto hace más de 50 años lastra el más amplio desarrollo, implica saborear la paz, contemplar el paisaje de esta hermosa isla en llanos y montañas, la felicidad de niñas y niños, la vitalidad de adultos mayores y la audacia de la juventud.

Son estas razones que avalan la necesidad de defender la soberanía, las que instan a  salvaguardar la integridad de la patria, la felicidad de todos, el derecho a la vida sin que medie la guerra y sí en medio de la paz, ese sueño que aún hoy millones de seres humanos añoran para sus naciones.

Sea este día razón y pretexto para clamar por la justicia de un mundo mejor donde no exista inequidad y todos puedan vivir en paz; sea este día pretexto y razón de Cuba para continuar defendiendo su soberanía.

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre