La Economía doméstica en tiempos de COVID-19

0
244

El concepto de Economía viene de la obra de Xenofontes (444-355 a.n.e.), discípulo de Sócrates y los Sofístas,” El Económico”, donde estudió la mejor manera de administrar la hacienda esclavista introduciendo temas como el valor (valor de cambio) y la división del trabajo.

Otras de sus obras famosas son “De las rentas de Ática” donde aborda cómo aumentar los ingresos de Atenas para lo que aconsejaba aumentar los ingresos por los impuestos a los extranjeros permitiéndoles entrar en mayor número y aumentar la extracción de la plata.

Teniendo en cuenta los antecedentes del pensamiento económico universal, aunque no existen recetas, algunos consejos podrían ser útiles para lograr una administración eficiente en el hogar, específicamente en tiempos de COVID-19.
Lo más importante es tener en cuenta los ingresos de las personas que conviven y los gastos que necesariamente tienen que realizar para satisfacer sus necesidades materiales y espirituales.

No se puede gastar un valor por encima de los ingresos; por lo que recomendamos evitar deudas, es decir, evitar pedir préstamos, a no ser, que sea para realizar inversiones, que permitan cumplir con los préstamos y obtener ganancias.

Es recomendable la cultura del ahorro, gastar solo lo necesario: agua, electricidad, alimentos, gas y otros. Recordemos que son momentos difíciles y pueden surgir imprevistos en materia de salud por lo que debemos disponer de recursos monetarios para responder a una situación de emergencia ante cualquier enfermedad.

El reciclaje de algunos productos como envases, recortes de telas, metales, madera y otros también contribuyen a una economía del hogar más eficiente, al conferir a estos artículos nuevas formas de uso, evita gastos innecesarios.

El tiempo libre puede ser aprovechado para sembrar plantas: frutales, medicinales o alimenticias en canteros, masetas, parcelas de tierra y otros espacios de los que se disponga que también pueden contribuir a su economía. Con desechos del hogar fundamentalmente cáscaras de viandas y frutas pueden elaborarse fertilizantes orgánicos que favorezcan el crecimiento y desarrollo de las plantas.

La cría de animales: aves, porcino, caprino, cunícola, entre otros evita gastos en la adquisición de proteínas animales y resulta beneficioso para la alimentación.
Dedicar tiempo al estudio y lectura de documentos, folletos, libros resulta una inversión importante, pues adquirir conocimientos no ocupa espacio y abre horizontes en la posibilidad de empleos mejor retribuidos.

También constituye inversión el estudio de las lenguas extranjeras y de la informática. No importa el perfil profesional de la persona que lo realiza.
Es muy bueno dedicarse al arte culinario con iniciativas en la elaboración de recetas de cocina que pueden resultar atractivas y de enseñanza a los más jóvenes.

Es significativo el trabajo con las nuevas generaciones que pueden realizar el acompañamiento de las actividades antes mencionadas, además de realizar actividades didácticas que contribuyan al aprendizaje como: los juegos de dominó, ajedrez, damas, parchís entre otros.

Es recomendable también el trabajo de corte y costura en la recuperación y arreglo de piezas de vestir y otros artículos útiles para el hogar.
Es positivo dedicar un tiempo a realizar algunos ejercicios físicos para mantener la salud. Maximizando salud evitamos pérdidas a la economía familiar.

3.5/5 - (25 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre