Gracias, maestra

0
332

María Elena García, nadie como usted para adueñarse de los oyentes.  Su dulce voz se esmera en cada programa radial. Amiga del buen hacer en cada obra radiofónica.

Hoy escribo para usted y lo hago con el orgullo de disfrutar  de su voz a través de las frecuencias de Radio Camoa que ya arriba a sus cincuenta años.

Lajera auténtica, criolla, humana, siempre pensando en la calidad de cuanto hace,  robándole horas al día para hacer de su trabajo la exquisitez acostumbrada.

Locutora de profesión. Amante de su obra.  ¡Gracias, maestra! Cuando se hable de locutores en Cuba, su nombre también es de los imprescindibles.

 

5/5 - (7 votos)

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre