El Guayero de San José de las Lajas

0
251

mgonzalez@enet.cu

Por las calles de San José de las Lajas, capital de Mayabeque, en las mañanas se escucha un pregón, que difiere a los otros muchos que abundan en esta ciudad; “ El guayero llegó, que canta bonito….”

Una voz que estremece llega a la vecindad para anunciar que el Guayero llegó, se trata de José Ibar, un hombre de más de 70 años, alto y fuerte, apasionado por la música, atado al Son, la Guaracha y el Bolero y empedernido admirador de Benny Moré.

A diario recorre las calles pregonando sus guayos, confeccionados con materiales que el mismo rescata y da vida, convirtiendo el desecho en utilidad.
Su pregón pleno de gracia y picardía regala la sugerencia de rallar maíz o coco, para llevar la excelencia a las confecciones culinarias como los turrones de coco, las frituras de maíz o el tamal.

José o Ibar, así le llaman a este ferviente alumno de la Universidad del Adulto Mayor,( esa modalidad de la enseñanza en Cuba destinada a las personas de la tercera edad) donde también, fuera de su pregón habitual regala inolvidables melodías que lleva siempre consigo para compartir con sus amigos y amigas de la tercera edad.

Me place hablar de este hombre, oriental de pura cepa, trabajador desde las edades del juego infantil, consagrado antes a su trabajo y hoy jubilado, negado a la quietud. La familia es un preciado tesoro que abriga con multiplicada alegría con un matrimonio de más de 40 años, hijos y nietos. La patria, es siempre inspiración, a la que reverencia con su condición de hombre de bien; el amor y la amistad lo saben romántico, soñador, pero a la vez fiel y apasionado…

Si usted llega algún día a San José de las Lajas, será fácil que pueda encontrar al Guayero, es de los que despierta al Sol con su pregón y cautiva a su paso a aquellos que compren o no sus guayos, le admiran, respetan y distinguen para colorear el día.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre