El autofocal es una acción de todos

0
239
Contra-el-mosquito-foto-tomada-de-radio-mayabeque

La sabiduría de todos puede influir en la previsión de enfermedades, una muestra fehaciente de ello atañe a todos los ciudadanos en la mayor de las Antillas: la práctica del tratamiento autofocal para evitar la aparición del mosquito Aedes Aegypti, transmisor de enfermedades infectocontagiosas como el dengue.

La divulgación sobre el tema ha sido extensa, sin embargo muchas personas aún no tienen la conciencia que verdaderamente se pretende para afrontar este problema de salud.

El tratamiento autofocal, no es más que una autorevisión cada siete días en el propio hogar o en centros laborales.  Se debe inspeccionar al detalle cualquier recipiente con agua limpia o de lluvia donde puedan surgir los huevecillos del vector, ellos tienen el poder de resistir incluso 18 meses ante la sequía y subsistir solo si le cayeran unas gotas de agua.

A través de los medios de difusión masiva, de las organizaciones de masas en la comunidad y de los campañistas que participan en el enfrentamiento al vector se ha reiterado la importancia de acciones esenciales como virar hacia abajo las botellas, destruir los cascarones de huevos, revisar  los floreros, vasos espirituales, bóvedas, neumáticos o materias primas a la intemperie entre otras acciones.

Cuando no se tiene el debido cuidado ante la persistente alerta preventiva estamos en presencia de una marcada irresponsabilidad. Esta falta de compromiso con la sociedad puede damnificar la salud de las personas por tanto es preciso comprender y aplicar el tratamiento autofocal para impedir la evolución de esa dañina cadena transmisiva.

Aunque la Organización Mundial de Salud reconoce a Cuba entre los países de menores niveles de infestación en América, es menester una mayor conciencia ciudadana y educación sanitaria para contrarrestar la presencia del transmisor de enfermedades infectocontagiosas.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre