Educación formal y el   Verano

1
328
cabanas-y-restaurante-del-campismo-las-caletas-foto-Abel-Rojas
cabanas-y-restaurante-del-campismo-las-caletas-foto-Abel-Rojas

La etapa más esperada por los cubanos es el verano por ser un periodo para el sano esparcimiento, para la liberación de tensiones y para compartir el tiempo libre con familiares y amigos.

La temporada veraniega es también un tiempo para reflexionar sobre el trabajo realizado y los resultados académicos, pero para los infantes y adolescentes resulta un estímulo ya que en esos meses sin clases tendrán la posibilidad de conocer nuevos lugares y nuevos amigos.

El disfrute de las vacaciones implica también que la familia recuerde a sus hijos las correctas normas de educación formal, a fin de que tengan un buen comportamiento y contribuyan a la satisfacción de todos.

El trato cordial con los semejantes, el respeto a los mayores y el buen hacer en la mesa, son algunas de esas normas de conductas que deben estar presentes en esta temporada veraniega.

Vacacionar implica también poder disfrutar de la naturaleza pero sin dañarla, por eso es menester no arrojar basura en las calles, ni en las playas, y cuidar todo lo que generosamente Madre Natura brinda.

El verano no es solo un momento de relajación y de disfrute sino también un espacio para educar a los infantes en esos hábitos y acciones que son vitales para la vida.

 

5/5 - (4 votos)

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre