Aumenta pedido de renuncia de Bob Menéndez en senado de EEUU

0
216

Washington, 27 sep (RHC) El empeño del senador demócrata estadounidense Robert “Bob” Menéndez por conservar su escaño se topa hoy con una avalancha de llamados dentro de su propio partido para que renuncie tras acusaciones de corrupción.

Los pedidos son como una bola de nieve. La mañana de este martes solo tres demócratas del Senado habían exhortado a Menéndez a dimitir y hacia el final del día ese número rondaba los 20.

El político, imputado junto a su esposa Nadine Menéndez por un gran jurado en Nueva York por aceptar sobornos, dijo desafiante a los periodistas el lunes: “seré exonerado y continuaré como senador principal de Nueva Jersey”.

Menéndez trató de tirar la toalla a algunas «pequeñas cosas» halladas en su casa durante la investigación como lingotes de oro y bolsas con dinero que, según él, forman parte de su patrimonio.

El nombre del legislador, presidente del influyente Comité de Asuntos Exteriores del Senado, es tema de portada y ‘noticia en desarrollo’ en medios de prensa en Estados Unidos.

La víspera el senador Cory Booker, también de Nueva Jersey, rompió su silencio el martes para solicitarle que abandone el puesto porque estaría cometiendo un “error” al no hacerlo y afirmó que los cargos que enfrenta su colega le parecían “difíciles de reconciliar con la persona que conozco”.

Booker, que calificó estas acusaciones de “impactantes”, dio de esta manera un importante paso porque ha sido un aliado clave de Menéndez hasta el punto de defenderlo a gritos después de su acusación por cargos de corrupción en 2015, que finalmente fueron retirados en 2018.

“Sí”, dijo por su parte la senadora Elizabeth Warren (Massachusetts) al diario The Boston Globe cuando se le preguntó por el caso de Menéndez y si este debía renunciar.

«Estos son cargos serios y es hora de que el senador Menéndez se aleje del Senado y se concentre en su defensa legal», subrayó Warren.

Pero el liderazgo demócrata del Senado todavía mantiene reserva sobre el embarrado miembro de la bancada azul (color que identifica al partido).

No obstante, Debbie Stabenow (Michigan), tercera demócrata en el Senado, se convirtió en la miembro de mayor rango del grupo en pedir la renuncia pues “las acusaciones contra el senador Bob Menéndez son muy preocupantes».

Entretanto, Gary Peters (Michigan), quien preside el Comité de Campaña Senatorial Demócrata, argumentó que el legislador de Nueva Jersey “minó la fe del público”.

Menéndez, sin embargo, sigue mostrando pocas señales de estar listo para dejar su asiento y ayer fue rotundo en el Capitolio: “Soy inocente, ¿qué les pasa a ustedes?”.

El senador, de 69 años y de origen cubano, sí tuvo que dejar temporalmente el cargo como presidente del Comité de Asuntos Exteriores, porque una de las reglas de la Conferencia Demócrata del Senado es que los miembros que ocupan cargos de liderazgo o que presiden paneles deben renunciar si son imputados de un delito grave.

La actual acusación, que parte de una investigación sobre corrupción pública llevada a cabo durante años por el Departamento de Justicia, lo vincula a cargos de soborno, fraude y extorsión en sus nexos con tres empresarios de Nueva Jersey.

Agentes federales encontraron más de 480 mil dólares en efectivo durante una búsqueda en la casa de la pareja en junio de 2022, «gran parte metido en sobres y escondido en ropa, armarios y una caja fuerte», más de 70 mil dólares en una caja de seguridad perteneciente a Nadine Menéndez, así como lingotes de oro por valor de más de 100 mil dólares, de acuerdo con la acusación.

Bob Menéndez, considerado como “el más republicano de los demócratas”, se ha destacado por su posición de hostilidad hacia Cuba (país donde nacieron sus padres), siendo artífice, junto a otro grupo de congresistas anticubanos por tratar de impedir cualquier cambio de política del Gobierno de Estados Unidos hacia la isla.

Para sustituirlo temporalmente en el Comité de Asuntos Exteriores se designó al senador por Maryland, Ben Cardin, quien es el demócrata de mayor rango en el panel.

En 2015, Cardin apoyó la decisión de la administración de Barack Obama de sacar a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, una recomendación que calificó de paso importante en los esfuerzos entonces de ambos países para tratar de normalizar las relaciones. (Fuente:PL)

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre