A 188 años renace El Cucalambé

0
421

Son muchas las circunstancias en la existencia de Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, El Cucalambé, que le aseguran una extraordinaria trascendencia en la vida, en la obra y en la muerte del poeta. Resulta un legado con aliento de leyenda, por lo cual todo intento de investigación debe sortear espejismos para llegar a la verdad. 

Quizá sea esta figura nacida en Las Tunas el primero de julio de1829, una de las más polémicas en la historia de la literatura cubana, a fin de cuentas es el más importante poeta bucólico cubano del siglo XIX. 

Sobre el siboneyismo, donde han querido encasillarlo, también genera opiniones encontradas: donde unos ven un facilismo creativo, otros advierten claves de resistencia y cubanía que late en cada verso. 

Sigue en pie la sospecha de que fue asesinado para robarle un dinero que custodiaba. Era pagador de obras públicas, de lo cual se infiere que entonces como ahora, no solamente de versos vive el poeta. 

Acerca de su desaparición  llueven todavía teorías e hipótesis. Unas son realmente muy ingenuas, pero en el fondo la mayoría son muy críticas con El Cucalambé. Casi todas se generaron después de su muerte, cuando el poeta ya no podía defenderse. 

 Algunos críticos consideran que Juan Cristóbal Nápoles Fajardo  desapareció a fines de 1861 sin dejar rastro alguno. Tal afirmación casi  insinúa que con esa acción El Cucalambé se enfrentó al status colonial de Cuba y termina por aceptar la teoría del pagador de obras públicas que huye al extranjero con tres mil noventa y ocho pesos robados de la tesorería de la ciudad. 

Su muerte es aún uno de los enigmas más grandes de la historia de Cuba; pero el poeta merece seriedad en su figura e investigación, tal como lo hace uno de sus estudiosos, en el libro Al dulce nombre de mi patria unido, del escritor  Carlos Tamayo Rodríguez, quien pone el dedo en la llaga en la polémica inacabable sobre el cantor de Rufina, al cumplirse este primero de julio 188 años de su natalicio. 

Sin embargo, la poesía le ha hecho justicia.  El Cucalambé tiene la suerte de aparecer entre tonadas, coplas, y libros, con los cuales millones de seres se reconocen como hermanos.

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre