Gloria y el oficio de hacer el bien

0
47

“Se es bueno porque sí; y porque allá adentro se siente como un gusto cuando se ha hecho un bien, o se ha dicho algo útil a los demás. Eso es mejor que ser príncipe: ser útil.”
José Martí.
Entre los tantos protagonistas cotidianos, en ocasiones anónimos, que habitan en San José de las Lajas, está una mujer que es un constante desafío y cuya mayor especialidad es hacer el bien.
Desde la adultez que acuña su mayoría de edad, inscrita en la tercera etapa de la vida, esa donde son acentuadas las canas y la experiencia, ella es de esos seres humanos que se tornan imprescindibles.
Cuando digo imprescindibles es porque su presencia es casi necesaria, cuando no está preocupa, ella es así notable por su hacer de cada día.
En la zona de la Micro donde reside todos la conocen, fue delegada del Poder Popular y es activa en todas las tareas, por eso esta vez, Gloria de los Ángeles García Domínguez, no podía faltar.
Ya no está en la calle como antes la veíamos, porque a disciplinada no hay quien le gane y sabe que los adultos mayores deben estar en casa para evitar el contagio de la pandemia que hoy nos roba el sueño.
Para ella cada circunstancia tiene una significación y le imprime su esencia, por eso desde su hogar ha buscado la manera de colaborar y supera ya la confección de cien nasobucos para familiares y vecinos. Sus consejos no faltan y algo muy importante el buen ánimo, el optimismo y la seguridad que son tan comunes en su persona.
En tiempos como los que hoy vivimos, suman los pretextos para desde casa meditar y reparar en esas personas que son símbolos en nuestra ciudad, ejemplos para lograr una sociedad más plena.
Me refiero a algo tan sencillo y a la vez importante como hacer el bien. Al hablar sobre Gloria se hace referencia a valores humanos como la solidaridad, la amistad y la ejemplaridad, necesarios en todos los tiempos.
Su sensibilidad la distinguen en todo lugar que esté, de ello dan fe sus compañeras de la Cátedra del Adulto Mayor, sus vecinos de la Micro, sus compañeros de trabajo en el CENSA y todos los que alguna vez han conversado con ella.
En tiempos difíciles, cuando una pandemia amenaza con apagar la existencia, habitan acciones impostergables como hacer el bien y personas imprescindibles como Gloria, una mujer que a diario sorprende a quienes le rodean con una sonrisa y en ocasiones hasta con una canción, todo marcadamente imprescindible para lograr un mundo mejor

Dejar respuesta

Comentario
Nombre