Trump podría ser absuelto por el Senado a pesar de las contundentes pruebas en su contra presentadas por los demócratas

0
173

 Tomado de Radio HC

Washington, 31 ene (RHC) El presidente estadounidense, Donad Trump, podría ser absuelto por la mayoría republicana del Senado hoy o mañana, a pesar de los numerosos argumentos en su contra presentados en un juicio político por los demócratas.

La exoneración del gobernante republicano, quien es el tercer mandatario en la historia del país en enfrentar un proceso de este tipo, se esperaba desde que en diciembre pasado la Cámara de Representantes lo acusó de abuso de poder y obstrucción al Congreso, señala Prensa Latina.

Tales imputaciones están relacionadas con sus llamamientos a que Ucrania abriera una investigación sobre las elecciones norteamericanas de 2016, y otra sobre el ex vicemandatario y precandidato presidencial demócrata Joe Biden, quien podría ser su rival en los comicios de noviembre venidero.

Durante el juicio político que comenzó formalmente el 21 de enero, siete congresistas demócratas seleccionados como gerentes (fiscales) de ese proceso detallaron toda la evidencia acumulada en la Cámara Baja sobre los tratos del presidente con el país europeo y explicaron por qué consideran que su conducta merece la destitución.

A partir de los testimonios de testigos y documentos relacionados con ese tema, los legisladores de la fuerza azul remarcaron que Trump presionó a Kiev con el fin de que lanzara esas indagaciones para buscar información perjudicial sobre un rival político e influir en las elecciones de noviembre.

Luego de tres jornadas de exposiciones demócratas, el equipo legal del jefe de Estado dispuso de un plazo similar destinado a refutar esas y otras acusaciones, para lo cual, entre otros comentarios, remarcó que los cargos aprobados no constituyen delitos que merezcan un juicio político o la destitución.

En medio de la etapa de alegatos, los demócratas mantuvieron sus demandas de que se permitieran las declaraciones de otros testigos, entre ellos las del ex asesor de seguridad nacional John Bolton.

Tal exigencia se incrementó luego de que el domingo pasado se difundieron detalles de un libro inédito de esa controversial figura, en el cual se afirma que, en agosto de 2019, Trump le dijo a Bolton que quería continuar congelando 391 millones de dólares en asistencia militar destinada a Ucrania hasta que los funcionarios de esa nación ayudaran con las investigaciones sobre los demócratas.

Tal caracterización de los hechos contradijo las repetidas afirmaciones del presidente y sus partidarios, quienes han asegurado que Trump nunca manifestó explícitamente que la entrega de esa ayuda se hubiera supeditado al lanzamiento de las indagaciones por Kiev.

A raíz del reporte sobre ese texto, los senadores republicanos Mitt Romney y Susan Collins se mostraron más a favor de permitir testigos en el juicio, y por primera vez pareció posible para los demócratas que al menos cuatro miembros de la fuerza roja se unieran a ellos con vistas a alcanzar los 51 votos necesarios para llamar a declarar a Bolton y otras figuras.

Sin embargo, esa posibilidad se disipó, cuando la dirigencia del partido rojo en la Cámara Alta aparentemente contuvo a algunos de los legisladores rebeldes.

Collins confirmó que votará a favor de permitir más testigos y documentos, pero su colega Lamar Alexander, otro de los republicanos que se estimó que podría dar ese paso, finalmente anunció que rechazará emitir las citaciones.

No fue apropiado que el presidente le pidiera a un líder extranjero investigar a su oponente político y retener la ayuda para alentar esa pesquisa. Cuando los funcionarios electos interfieren de manera inapropiada con tales investigaciones, se socava el principio de igualdad de justicia bajo la ley, expresó Alexander en un comunicado.

Pero, si bien tal declaración reconoció como ciertas algunas acusaciones demócratas, el senador sostuvo que la Constitución no le otorga a la Cámara Alta el poder de destituir al presidente solamente por lo que él describió como ‘acciones inapropiadas’.

Según la agenda del juicio, hoy habrá cuatro horas de argumentos de cierre desde las 13:00, hora local, luego de las cuales los miembros del Senado, quienes se desempeñan como jurados, se pronunciará sobre la moción para considerar documentos y testigos adicionales.

De fallar esa medida, los líderes republicanos planean avanzar lo más rápido posible hacia una votación sobre los dos cargos para absolver a Trump, y varios senadores estiman que el juicio finalizará esta noche o temprano en la mañana del sábado.

Ese desenlace esperado sería el cierre de un proceso en el cual cada bando se ha mantenido inamovible desde el principio, como ratificación de las fuertes divisiones partidistas del país.

Aun con la presentación de una evidencia que calificaron de abrumadora, los demócratas no lograron que ningún republicano se les sumara en la condena al presidente, por lo que, quizás, lo más importante hacia el futuro será ver si convencieron o no al público estadounidense.(Prensa Latina)

 

Califiquenos

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Nombre