Con apenas 27 años de edad el Licenciado en Enfermeria Félix Luis Hernández Rojas conoce del honor de contribuir a salvar la vida de sus semejantes, más allá de las fronteras habituales.
Justo a unos meses de graduado del Diplomado de Terapia Intensiva, el joven integró la Brigada de enfermeros de Mayabeque que apoyaría los servicios asistenciales para el combate contra la COVID – 19, en el Hospital Universitario Clínico Quirúrgico «Comandante Faustino Pérez Hernández», de la ciudad de Matanzas.
Félix, quien labora desde hace tres años en el Centro sicopedagógico de Güines, no dudó en dar el paso al frente, junto a otros 15 enfermeros, para cumplir con esta misión, motivado, según expresó por el compromiso con su pueblo y la responsabilidad, como profesional, que contrajo desde que decidió hacerse enfermero.
Quince días de labor en el Cuerpo de guardia de pacientes sospechosos de contagio de la COVID-19 serán una experiencia que este joven no podrá olvidar.
«Fue un trabajo que requirió de todo nuestro esfuezo y concentración, en el que cumplimos estrictamente con los protocolos de bioseguridad, y una tarea de la que me siento muy orgulloso. Hice una nueva famila; entre los compañeros nos apoyamos con el vestuario, el lavado de manos, en la atención al paciente, nos apoyamos siempre en todo porque somos un equipo muy unido y esas son algunas de las cosas que me marcaron durante esta misión y que no podré olvidar».
Cumplida la misión, este joven confiesa, conciente del riesgo asumido durante la etapa, que aunque el miedo no lo acechó nunca, desde el principio supo que debía regresar a casa con la misión cumplida, donde lo espera la familia y la responsabilidad de ser padre de un pequeño que desde el vientre de su madre fue inspiración y una razón más para cuidarse.
La historia de Félix, es también la historia de muchos profesionales de la salud que han decidido dejar atrás, el miedo, la comodidad del hogar y la cercanía con los compañeros habituales de trabajo, los amigos y la familia para cumplir con la noble misión de contribuir a salvar vidas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *