Mejorar la calidad integral de sus producciones, la seguridad, el trabajo logístico y de marketing, figuran entre los principales objetivos para el 2013 de los trabajadores de la Ronera Habana Club, ubicada en San José de las Lajas, capital de Mayabeque.

Su director, Ernesto Castresano, afirmó que la marca compite con más de 124 mercados en el mundo, por lo que se hace necesario elevar y mantener las certificaciones en el sistema de gestión de calidad, de seguridad y salud del trabajo, de gestión ambiental y la acreditación de los laboratorios.

El Habana Club cubano posee un amplio abanico de aromas y sabores donde sobresalen el aguardiente, Centenario, Habana Club 7 añejo y Ritual, nuevo producto lanzado en el 2012 con principal mercado en España.

La ronera de San José de las Lajas, inaugurada en el 2007, dispone de tecnología moderna, cuatro plantas productoras para la fermentación y destilación de la melaza de caña y su posterior añejamiento, además de siete distribuidoras en todo el país y un museo en la Habana Vieja.

La fábrica destina el 29% de sus producciones a la comercialización en Cuba y el 71 a la exportación con principales mercados en Asia, Europa y América, y capacidad de 19 millones de litros añejados para satisfacer la demanda de los próximos siete años.

Actualmente en la Ronera Habana Club de San José de las Lajas se implementa la responsabilidad corporativa y el trabajo para la máxima calidad de sus producciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *