rchcmbw@enet.cu

La derrota del equipo Occidentales, 2 carreras por 1 frente  a Taipei de China en la jornada del 5 de julio, puso un límite a la satisfacción que los aficionados cubanos estaban saboreando por las reciente victoria de nuestra escuadra ante la selección Holandesa, que para muchos era ya un maleficio aparentemente infranqueable para los criollos.

No obstante, romper ese designio en el Torneo Internacional  Interpuertos de béisbol con sede en la ciudad de Rótterdam, resultó un beneficio desde el punto de vista psicológico, aunque frente a Holanda la incógnita duró hasta el noveno inning, con el out 27, pues cuando aún el choque se mantenía cero a cero en el octavo,  llegaron las primeras 2 carreras.

Ya en el noveno, completaron las 4 que ampliaban la ventaja y daban la victoria, mientras sus látigos en los choques internacionales se quedaron esta vez mordiendo el polvo de la derrota, ese que a Cuba le había tocado antes una y otra vez. 

Los artífices ofensivos fueron Frank Camilo Morejón, Andy Ibañez Erisbel Arruebarruena, Yadiel Hernádez  y Stayler Hernández con las 2 primeras carreras; mientras Eriel Sanchéz, Miguel Fernández, Yasmani Tomás, y el joven Johan Moncada, trajeron las del noveno.

 

Wilber Pérez, lanzador Zurdo y Raisel Iglesias, con punto por juego salvado, se encargaron de ponerle la envoltura a la codiciada derrota, a la cuenta de Orlando Yntema y, de esa forma, Cuba y Holanda quedaron liderando las acciones (2-1).

Sin embargo, y a juzgar por los resultados, parece que salimos del maleficio holandés para ser víctima del invento chino del abridor Tsung Hao Wang en la lomita durante 8.1 y solo permitió 8 hits a la artillería antillana.

Yulieski Gourriel y el receptor Eriel Sánchez, batearon de 4-3. Sánchez, único anotador por los caribeños por doblete al izquierdo, sacrificio de Arisbel Arruebarruena y roletazo de Guillermo Heredia. Así de escueta fue la cosecha del equipo cubano, con lo que no se pudo sobrepasar las dosificadas carreras de los asiáticos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *