La aplicación de las gotas homeopáticas PrevengHo Vir ya está en acción en San José de las Lajas, provincia cubana de Mayabeque. En cada consultorio del Médico de la Familia los hogares son visitados y se realiza el procedimiento mediante el cual la persona recibe las cinco gotas correspondientes con la frecuencia estipulada.
Como ya se ha explicado el PrevengHo Vir no es una vacuna sino un medicamento preventivo que eleva el nivel inmunológico y de esa manera el organismo está en mejores condiciones de enfrentar la posible infección por cualquier tipo de virus.
La experiencia cubana en este tipo de campaña de salud data de 1959 cuando el Gobierno Revolucionario “Como primer paso para llevar la asistencia médica calificada a los campesinos de las zonas más apartadas del país se promulgó la Ley No.100 de 23 de febrero de 1959 que creó el Departamento de Asistencia Técnica, Material y Cultural al Campesino, del Ejército Rebelde, heredero de la labor médica asistencial realizada por la Sanidad Militar de este ejército entre los campesinos de las zonas montañosas donde se había llevado a cabo la guerra de liberación.”
De esta manera fue creado el “Servicio Médico Social Rural, fundado por la Ley No. 723 de 22 de enero de 1960, a través del cual llegará el sistema de salud estatal a los lugares más apartados del país.”
Por tanto a partir de esa fecha de 1960 las campañas de vacunación tienen lugar en Cuba siempre que el Ministerio de Salud estudia una enfermedad o enfrenta una situación epidemiológica. La primera experiencia fue Campaña Nacional de Vacunación Antipoliomielítica de 1962. A partir de entonces Cuba ha eliminado varias enfermedades que antes afectaban a la población: poliomielitis, la difteria, el sarampión, la meningitis tuberculosa, el tétanos neonatal, el síndrome de la rubéola congénita y la meningoencefalitis pos parotiditis.
Por eso tanto el Sistema Primario de Salud como la propia población cubana cuentan con la experiencia suficiente para desarrollar con éxito la aplicación del PrevengHo Vir en la actualidad en la lucha para controlar la epidemia de COVID-19.
Estas imágenes corresponden al área del Consultorio Número uno de la calle 86, en San José de las Lajas, donde la enfermera Margaret Díaz Hung desarrolla un trabajo efectivo en toda la comunidad, mejorando el sistema inmunológico de la población como medida preventiva contra la COVID-19.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *