Lograr una mayor integración y superar las deficiencias internas y los problemas que genera la actividad empresarial, en cuanto a los residuales y otros contaminantes, figuran dentro de los principales retos del sistema de áreas protegidas de Mayabeque.

De igual forma se trabaja en el enfrentamiento a las ilegalidades e indisciplinas sociales, actividades perjudiciales para la naturaleza y el entorno, en general.

En la provincia existen nueve áreas protegidas. El parque Escaleras de Jaruco es una de ellas, donde el respeto a los árboles, la fauna y otros elementos característicos del concurrido sitio, requieren de acciones para preservarlo, sin detrimento de la actividad recreativa.

Según Enrique Hernández Hernández, subdirector del Centro Nacional de Áreas Protegidas, estos sitios no constituyen solo biodiversidad sino también bienestar humano, fuente de empleo y escenarios de investigación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *